Seleccionar página

COLUMNA EMILIANO AGUAYO: ¿Confiamos en Quinteros o es momento de hacer el cambio?

por | Abr 7, 2021 | Columnas | 0 Comentarios

En las líneas que se ha reforzado, Colo-Colo ha ganado juventud y talento. Y los chicos que Quinteros ha hecho debutar han dado el ancho. Pero, ¿es el mismo Gustavo Quinteros el Director Técnico que Colo-Colo necesita?

Claro, porque los refuerzos y los debutantes han respondido, pero ¿basta para que estas golondrinas traigan un mejor verano al equipo?

Me han llamado la atención, aparte de lo que pasa en cancha, dos frases del entrenador.

Hace una semana, no más, dijo: “Yo me hice responsable de salvar al equipo del descenso. Vine y salvamos al equipo del descenso”.

¿En serio, esto pasó piola? O sea, partamos que yo, como colocolino, siempre pienso que se trae un DT para ser campeones, no para salvar del descenso.

Sí, claro, el equipo no andaba bien luego de Mario Salas y Gualberto Jara, y en este contexto era imposible pedirle a Quinteros ser campeones, pero sí salir jugando elegantemente y hasta, por qué no, buscar alguna opción de un cupo para alguna copa internacional.

Es decir, qué lata pensar que se trajo a Quinteros para salvarnos del descenso, aunque su gestión nunca nos hizo despegar y sí casi se bajó de categoría.

Entonces, visto así, el argentino-boliviano no salva a Colo-Colo, sólo lo mantiene en la cuerda floja hasta el final del torneo, pues cuando él llegó, el equipo estaba penúltimo. Al final del torneo, el ‘Cacique’ terminó sólo antepenúltimo antes de ese recordado partido de promoción por la permanencia ante la Universidad de Concepción, donde nunca debimos llegar.

Por otro lado, Deportes La Serena ocupaba el último puesto de la tabla general cuando asumió Miguel Ponce y luego el equipo hasta tuvo opciones de pelear un cupo a torneos internacionales, terminando antes que el Cacique en la tabla. Y estamos hablando de un equipo con bastante menos plantilla.

En fin, terminado ese campeonato maldito, nos enfrentamos a Universidad Católica por la Supercopa y el cuadro popular gana, fácil y sorpresivamente, nada menos que 2-0 al inicio del segundo tiempo. Cualquier equipo sabe que ese resultado es engañador, pero a la vez, en una final contundente hay que cuidarlo en los próximo 45 minutos a como dé lugar, especialmente si se juega ante el actual campeón. Es un partido de ajedrez que debe resolverlo un estratega.

Bueno, para qué recordarlo con detalle, pero se termina perdiendo 4-2. Una vergüenza.

Luego, comenzando el actual campeonato, sólo se empató a cero de local ante Unión La Calera, dejando ese amargo sabor de la lamentable sequía de goles de este equipo.

Se mejora bastante en la segunda fecha y se gana con un contundente primer tiempo, pero donde se termina sólo ganando 2-1 ante Cobresal, aunque se rescata el hecho que se jugaba en el norte, de visita y en altura. Es decir, luego del Campeonato 2020, Colo-Colo ha jugado tres partidos, perdiendo uno, empatando otro y ganando el último. Así, aún no podemos decir que estamos en una racha genial, pero se avanza.

Pero, es el mismo DT quien empaña su gestión con una segunda frase “para el bronce” donde dice: “Cuando tenga completo el plantel, seré el total responsable”. O sea, o renuncia o sigue remando fuerte como líder, pero no podemos dejar pasar ese concepto, pues si luego Blanco & Negro, con la poca agilidad que ya le conocemos, no trae al central o al centrodelantero, Quinteros ya lanzó la excusa de un posible nuevo fracaso.

Por rendimiento, Quinteros pudo irse al final del torneo pasado, pero no fue así y vamos a apoyar, está claro, pero ¿por cuánto tiempo más? Colo-Colo no está para salvar, sino para ser campeón sin excusas.

Foto: archivo

HM/ea/lv