Seleccionar página

El fútbol: de lo supuestamente importante, lo menos importante

por | Abr 5, 2021 | Columnas, Destacada | 0 Comentarios

Cuando las cifras de contagiados y  fallecidos son realmente impactantes y desoladoras, pienso qué tiene el fútbol de distinto, qué tiene de importante como para no ser suspendido.

El país casi completo está en cuarentena, muchas PYMES desaparecen por las restricciones sanitarias; se está debatiendo en el Congreso el cambio de fechas de las elecciones, los profesores realizan sus clases a distancia, pero el fútbol como si nada y la pelotita rueda sin parar.

anfp.cl

Hoy se juega sin público en los estadios, los medios de comunicación transmiten desde los estudios y con pocas personas en las canchas, el ruido de las barras surgen extrañas por la grabación que no respeta lo que pasa en el campo de juego.

Acá también sufre el vendedor, el guardia, el funcionario anónimo que es muy importante en tiempos normales de «la actividad». Como siempre, sufren los que más lo necesitan.

Este fin de semana, Curicó Unido no pudo presentar suplentes en su partido contra La Serena, porque tenía dentro de su plantel muchos contagiados; Everton lamenta la muerte  por Covid de Alejandro Valdés, funcionario del club, utilero del primer equipo; cuántos casos habrá en cada institución y que no salen a la luz pública, porque cumplen las cuarentenas y después se incorporan al régimen normal de los entrenamientos. ¿Debemos esperar que muera un jugador? ¿Debemos esperar homenajes y minutos de silencio?

colocolo.cl

colocolo.cl

¿Qué dice la ANFP de todo esto? ¿Se suspende el fútbol y se pierde el negocio de la televisión?

El Consejo de Presidentes aprobó que no se suspenderían partidos por casos Covid 19 y que los planteles debían presentarse igual. ¿Es justo? ¿Hay «juego limpio» en esta medida? ¿Qué pasa si esto le ocurre a un equipo de los llamados grandes? ¿Qué pasa si esto ocurre para un superclásico?

Sabemos que las divisiones menores no compiten hace dos años; que los clubes tienen distintos presupuestos y trabajan con distinta cantidad de jugadores, que la realidad es muy diferente en cada división del fútbol chileno.

De algo estoy seguro. Las muertes de la pandemia no se borran con la pasión del fútbol ni con la alegría de ver a tu equipo ganar y competir. Las muertes de la pandemia no se disfrazan con camisetas de fútbol ni con falsas apariencias de normalidad. Ya nos han hecho pensar eso y ha sido un grave error.

Creo que hoy el fútbol no se debe jugar, estoy seguro de que el fútbol como tantas otras actividades, se debe suspender.

Hay que seguir cuidándose, hay que tomar decisiones inteligentes, hay que esperar que todo vaya volviendo a la ansiada normalidad.

El fútbol no se debe alejar de la realidad, no debe ser el pan y el circo para esconder realidades; debe tener un mensaje social, humano; debe seguir siendo el deporte del pueblo, de ese pueblo que hoy sufre.

colocolo.cl